La triste e indignante historia de Anthony LaCugna, el niño con autismo al que le negaron la comunión

Posted on 2/29/2020 by

Anthony LaCugna tiene 8 años y tiene autismo. La Iglesia a la que históricamente asisten sus padres le denegaron la comunión porque aseguran que no distingue “lo bueno de lo malo” (Foto: Familia LaCugna)Nicole y Jimmy LaCugna sabían que todo obstáculo que se le presente en la vida a su pequeño hijo Anthony sería un desafío mayúsculo. Uno en el que deberían acompañarlo y que muchas veces podría generar frustración no sólo en ellos, sino -lo más importante- también en él. El niño de 8 años tiene autismo y no puede expresarse con palabras. Es “no verbal”. También padece un desorden neurológico que afecta severamente sus movimientos.Pese a todo, ambos padres no creyeron que uno de sus mayores golpes sería recibido por la institución en la que más confiaron durante toda su vida: la Iglesia Católica. Es que por su imposibilidad de hablar y expresarse correctamente, las autoridades le denegaron su derecho a recibir la Santa Comunión, uno de los sacramentos más importantes de esa religión. La familia quedó devastada por la autoritaria resolución.Todo surgió a partir del anhelo de sus padres para que tomara la comunión. Pero ellos sabían que asistir a clases de catolicismo como cualquier otro niño sería un desafío difícil de superar. Fue por eso que Nicole decidió darle ella misma sus clases en su hogar. Consiguió el permiso de la parroquia a la que asistían y comenzó con las enseñanzas del catecismo, las necesarias para poder cumplir su deseo como el resto de los niños de su edad.Nicole sabía que el camino no sería sencillo y lo discutió con las autoridades de la iglesia. ¿Cómo podría rendir un examen que le resultaría tan dificultoso? Anthony debería someterse a un sacramento previo indispensable para poder tomar su comunión. Se trata de la confesión, en el cual es redimido -de acuerdo a la tradición católica- de sus pecados mediante la gracia divina. En su parroquia estuvieron evaluando la forma de que pueda expresarse por medio del uso de carteles y así superar ese paso. Sin embargo, tampoco resultaría.Anthony, en el medio, rodeado de su hermano Nick y su padre Jimmy (Foto: Familia LaCugna)“Anthony no puede descifrar un pecado versus un no pecado. Él no tiene la capacidad receptiva de decir que el que está en su mano izquierda, incluso señalando, es el pecado. O que el que está en su mano derecha no lo es”, en caso de que se le coloquen cartas en cada una de sus extremidades, contó la mujer a la estación de radio New Jersey 101.5. Finalmente llegó la mala nueva.Cuando la gran fecha se aproximaba el teléfono de su casa en Jackson, Nueva Jersey sonó. Una voz del otro lado de la línea se presentó como miembro de la Iglesia St. Aloysius, a la que asistían desde hacía años y en la cual se llevaría adelante la ceremonia de Anthony. “Dijeron que no hay forma de que pueda hacer su Comunión. No entiende de qué se trata la Sagrada Comunión”, contó Nicole en diálogo con News12 de aquel estado luego de que su historia se hiciera viral tras una publicación de su marido en Facebook.La “explicación” de las autoridades del St. Aloysius continuó: “Como Anthony no puede determinar lo correcto de lo incorrecto debido a su discapacidad, sienten que no está a la altura del punto de referencia requerido para hacer su comunión”, contó Jimmy en su perfil de aquella red social. La decisión de la Iglesia hecha pública por sus padres despertó la indignación no sólo de los conocidos de la familia, sino de desconocidos de todo el mundo que no podían creer el trato dado al niño.Nicole y Jimmy LaCugna el día de su boda (Foto: Familia LaCugna)“Hoy Nicole y yo fuimos informados de que nuestro hijo Anthony no podría hacer su comunión este año. Como la mayoría de ustedes saben, Anthony es un niño autista no verbal que está en su año sacramental. El padre (John) Bambrick en la Iglesia Saint Aloysius en Jackson y la Arquidiócesis de Trenton llegaron a esta posición ya que Anthony no puede determinar lo correcto de lo incorrecto debido a su discapacidad y sienten que no está a la altura del ‘punto de referencia requerido para hacer su comunión’. Esto es muy difícil y molesto de comprender cuando todos somos creados por Dios y ahora nuestro hijo está siendo rechazado de la fe católica debido a su incapacidad para comunicarse”, indicó el hombre en Facebook.Su descargo, continuó: “Esto es algo que espero se vuelva viral y estas partes involucradas reciben sus nombres para este acto vergonzoso y descorazonado contra un niño que tiene una discapacidad y que ni siquiera podría crear un pecado porque es uno de los más dulces e inocentes niños pequeño que alguien conocería alguna vez. Por favor, ayuden a correr la voz de los compañeros de Anthony en su espectro para que ningún otro niño o familia tenga que lidiar o sentir lo que hemos sentido en los últimos días desde que nos enteramos de esto. ¡El Padre Bambrick de la Iglesia Saint Aloysis y la Arquidiócesis de Trenton deberían estar avergonzados de sí mismos por esto!”.El deseo de que la historia se hiciera viral se cumplió. En pocas horas el posteo fue compartido casi 10 mil veces y recibió cerca de 4 mil comentarios. Entre ellos, los de decenas de padres que habían atravesado historias similares con sus hijos, además de la propia comunidad católica que los alentó a continuar con sus esfuerzos y a interceder ante las autoridades eclesiásticas. Pero además, la noticia fue recogida por medios nacionales como USA Today y The Washington Post y varias cadenas de televisión se hicieron eco.Anthony LaCugna, el día que ingresó a primer grado. Ese año comenzó sus estudios particulares para poder tomar la comunión (Foto: Familia LaCugna)Anthony LaCugna (Foto: Familia LaCugna)Tras el escándalo, la parroquia dio su versión de los hechos y señaló que se adaptará a los nuevos cánones dictados por las autoridades eclesiásticas, incluyendo al Papa Francisco: “La nueva información ha arrojado luz sobre las formas de adaptar aún más nuestros preparativos y recepción para niños con problemas cognitivos y de desarrollo graves. Esto es gracias al trabajo de los abogados canónicos, teólogos y el papa Francisco que permitirá la recepción de estos sacramentos. El concepto básico es que se debe suponer que el niño tiene una relación espiritual interna con Dios y esto sería suficiente en estos casos particulares, por lo tanto, este es un desarrollo de nuestras pautas basadas en la última comprensión. El obispo David O’Connell, de la Diócesis de Trenton, aprobó estas adaptaciones adicionales”. “La familia a la que muchos de ustedes han defendido ha sido informada de esta nueva guía que permitirá adaptaciones adicionales a la preparación y recepción de los sacramentos”, indicó St. Aloysius en un comunicado, con lo que se supone que finalmente Anthony ¿podrá recibir la comunión como cualquier otro pequeño? Pese a ello, Nicole continúa disgustada. No sabe si quiere que su hijo reciba la hostia de manos de un sacerdote que originalmente lo discriminó y tienen dudas respecto al comunicado emitido por la institución.Anthony junto a su padre, Jimmy LaCugna, quien hizo pública la historia de su hijo y la discriminación que sufrió (Foto: Familia LaCugna)“No dice que Anthony pueda tomar su comunión este año. No dice que trabajarán con nosotros”, se mostró indignado Jimmy en declaraciones a WABC. Para más, el reverendo Bambrick de St. Aloysius señaló que si bien denegaron el sacramento en un primer momento y que ya estaban informados respecto al derecho de que todo bautizado reciba todos los sacramentos, aún no dio marcha atrás con su decisión e indicó que una pausa todavía sería necesaria, de acuerdo al diario Asbury Park Press.MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:¿Qué les sucede a los niños con autismo cuando crecen?La familia de Quaden Bayles rechazó un viaje a Disney y donó USD 474.000 recaudados a varias ONG contra el bullying

(Visited 1 times, 1 visits today)
« Back home