Fraude en México con tiempos compartidos quitó millones de dólares a estadounidenses y canadienses

Posted on 10/8/2019 by

Los acusados conspiraron para obtener dinero a través de ventas falsas de tiempos compartidos (Foto: Archivo)El gobierno de Estados Unidos acusó a seis ciudadanos mexicanos de conspirar para cometer fraude electrónico en una estafa ligada con la venta de tiempos compartidos a través de telemarketing. Un gran jurado federal en el estado sureño de Luisiana acusó a Martín Alonso Aceves Custodio, de 29 años; Liza Flanery Fierro, de 33 años; Claudia Elena Antillón Zahuita, de 36 años; Sergi León Kuri, de 38 años; Jesús Adrián Ledesma Bernal, de 31 años; y Julio César Rivera Rojas, de 32 años, todos ellos residentes mexicanos.La acusación formal alega que, al menos desde el 1 de enero de 2016 hasta ahora, los acusados conspiraron juntos y con otras personas para cometer fraude a través de un esquema de telemarketing que se dirigió y afectó a personas en Estados Unidos, Canadá y Sudamérica, anunció el Fiscal para el distrito oriental de Luisiana, ubicado en la ciudad de Nueva Orleans, Peter G. Strasser.La mayoría de los afectados en EEUU fueron personas mayores de 60 años (Foto: Archivo)Como parte de un elaborado esquema, detallado por un reporte de la cadena Univision los conspiradores realizaron llamadas telefónicas no solicitadas a personas que poseían propiedades de tiempo compartido turísticas para convencerlos de pagar tarifas asociadas con la venta falsa de sus posesiones.Los acusados inventaron la existencia de un comprador que buscaba adquirir su tiempo compartido y les solicitaron dinero a las víctimas para “facilitar” la supuesta venta. Además, le pidieron a los propietarios que llegaran a un acuerdo para la venta de estas propiedades y pagaran así supuestos “costos de cierre” a través de transferencias electrónicas de instituciones bancarias dentro de Estados Unidos hacia bancos mexicanos. Sin embargo, tales “compradores” no existían, los “cierres” nunca se llevaron a cabo y los tiempos compartidos nunca fueron revendidos. En su lugar, los conspiradores simplemente se embolsaron todo el dinero de las tarifas con las que convencieron a los propietarios de pagar. El FBI investigó el caso, que data de al menos 2016 (Foto: Archivo) (Keystone/Zuma/Shutterstock/)De entre las víctimas estadounidenses, 40 tienen 60 años o más y las pérdidas estimadas son de al menos USD 10 millones. Los acusados se encontraban en México y operaban bajo el nombre comercial de Planet Travel y Newport International Investments, pero el gobierno estadounidense, a través del Departamento de Justicia, informó que usaron más de una veintena de nombres falsos.Pero las autoridades estadounidenses recordaron que una acusación como la que se confirmó el pasado jueves contra los seis ciudadanos mexicanos simplemente alega los crímenes que se podrían haber cometido. La inocencia de los involucrados se presume hasta que se pruebe lo contrario más allá de la duda razonable.En caso de que sean declarados culpables, los acusados enfrentan una sentencia máxima de 20 años de cárcel, una multa de hasta USD 250.000 y tres años de libertad supervisada.LEE MÁS: Acoso, fraude y amenazas: la delincuencia en México no da tregua ni en redes socialesLa investigación fue llevada a cabo por agentes especial del Buró Federal de Investigaciones​ (FBI, por sus siglas en inglés) y fue el Fiscal federal adjunto de los Estados Unidos Edward J. Rivera fue es el encargado de procesar el caso en las Cortes de su país.Fraudes en México cometidos contra extranjerosEl fraude se cometió contra habitantes extranjeros, y algunos mexicanos, que viven en San Miguel de Allende, uno de los destinos preferidos para personas retiradas (Foto: Twitter)De acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), desde enero y hasta mediados de julio, atendieron 8,800 llamadas telefónicas, 8,000 corres electrónicos y se dieron de baja 190 páginas de internet por distintos motivos, incluidos desde los fraudes hasta los contenidos inadecuados.Uno de los más destacados fue el fraude bancario que le quitó unos USD 40 millones a jubilados de diversas nacionalidades. El fraude fue revelado por la agencia Bloomberg: el banco mexicano Monex recibió 49 quejas de clientes, en su mayoría expatriados de origen estadounidense, canadiense, australiano, inglés y de otras nacionalidades europeas. Entre los afectados también habían mexicanos.Monex informó en mayo pasado que había resuelto el 70% de las quejas y que continuaba trabajando para resolver todos los casos. Bloomberg estimó que el fraude ascendía a USD 40 millones con 158 cuentas afectadas, principalmente de personas jubiladas.Extranjeros retirados en México fueron afectados recientemente por un fraude bancario (Foto: Archivo)Pero la solución que el banco le ha dado a los ancianos con menores fondos es devolverles la mitad o menos del dinero que tenían, un acuerdo al que se ven obligados a aceptar porque el apoyo económico por parte de su familia es mínimo.Uno de los afectados es Arvin Kagan, quien le contó al portal de noticias en inglés México News Daily que Monex se aprovechó del perfil de la gente que vive en San Miguel de Allende para realizar el fraude. Kagan vive en esa ciudad, ubicada en el centro de México, desde hace más de dos décadas.LEE MÁS: Un fraude bancario quitó cerca de USD 40 millones a jubilados en San Miguel de AllendeSan Miguel de Allende, localizada en el estado de Guanajuato, es reconocida a nivel mundial por su arquitectura colonial, sus festivales culturales y la parroquia de San Miguel Arcángel. Pero también es uno de los lugares preferidos de los jubilados extranjeros para vivir.Algunas de las víctimas incluso aseguraron que creen firmemente que los directivos del grupo financiero eran conscientes de lo que estaba pasando” porque es poco probable que una sola persona llevara el plan y lo encubriera sin ayuda de nadie.

(Visited 10 times, 1 visits today)
« Back home