Select Page

Hasta un tercio de los internautas podrían verse afectados por el cambio en las claves criptográficas que ayudan a proteger el Sistema de Nombres de Dominio.

La ONG Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (ICANN, por sus siglas en inglés), que hace años obtuvo el control sobre la organización de los identificadores únicos en línea, ha alertado sobre posibles fallos en el funcionamiento de Internet por un cambio de las claves criptográficas que ayudan a proteger el Sistema de Nombres de Dominio (DNS).

Ese proceso, conocido como el traspaso de la clave para la firma de la llave de la zona raíz (KSK), está programado para el próximo 11 de octubre y, aunque ICANN espera que genere problemas menores, reconoce que “un pequeño porcentaje de usuarios” podría experimentar fallos cuando navegue por Internet.

Hoy en día, algunos resolutores recursivos que validan las Extensiones de Seguridad del Sistema de Nombres de Dominio (DNSSEC) no está bien configurados, con lo cual la incidencia podría afectar hasta a un tercio de los internautas del mundo.